medición puesta a tierra

SERVICIOS

Precisión, economía y seguridad

 

Además de las mediciones de resistividad del terreno para efectos de diseño o validación de diseños existentes, dentro de las actividades de mantenimiento preventivo para diagnosticar las condiciones de seguridad del sistema de puesta a tierra, se debe hacer, como mínimo, mediciones de resistencia e impedancia de puesta a tierra, tensiones de contacto y de paso, continuidad eléctrica y circulación de corrientes por los conductores de conexión a tierra.

MEDICIÓN DE RESISTIVIDAD ELECTRICA DEL SUELO

WhatsApp Image 2021-01-29 at 2.40.27 PM.jpeg

MEDICIÓN DE RESISTENCIA E IMPEDANCIA DE PUESTA A TIERRA

20190613_101442 (FILEminimizer).jpg

MEDICIÓN DE TENSIONES DE PASO Y CONTACTO

TimePhoto_20191017_103528.jpg

MEDICIÓN DE CORRIENTES ESPURIAS

20191004_111625.jpg

MEDICIÓN DE CALIDAD DE ENERGÍA

grande_IMG_1013.jpg

MEDICIÓN DE IMPEDANCIA DE CONDUCTORES CON ALTA CORRIENTE

20191218_110710 (FILEminimizer).jpg

DIAGNOSTICO DE PROBLEMÁTICAS ELÉCTRICAS

DSC03233.JPG

Las mediciones de resistividad del terreno se realizan para hacer un diagnóstico de la capacidad conductiva del terreno, por lo tanto, es el primer paso en el diseño (dato de entrada) de los sistemas de puesta a tierra, y el valor encontrado es uno de los principales factores que definirán la facilidad y la forma como se distribuirá la corriente en el suelo.

Las mediciones de resistencia de puesta a tierra se deben realizar antes de poner en funcionamiento un sistema eléctrico e incluirlas dentro de las actividades de mantenimiento preventivo para hacerle seguimiento, puesto que su valor es un indicador del estado del sistema de puesta a tierra.

A través de la evaluación de la impedancia, se puede tener una idea sobre el comportamiento de la puesta a tierra ante la inyección de descargas de alta intensidad de corriente y de muy corta duración, características típicas de los rayos.

La valoración de las condiciones de seguridad en el área cubierta por una malla de puesta a tierra se basa en la medición de las tensiones de contacto y de paso que pueden ser generadas por la inyección de corriente por la malla durante una falla a tierra en el sistema. Según requerimientos establecidos en el numeral 15.3, literal “c” del RETIE, la inyección de corriente para las medidas no debe ser inferior a 50 A.

Generalmente, en subestaciones de media, alta y extra alta tensión, por la malla de puesta a tierra y por algunos conductores de conexión a tierra, se pueden llegar a presentar corrientes denominadas “corrientes vagabundas”, las cuales pueden generarse por múltiples conexiones a tierra (conexiones redundantes); podrían ser en algunos casos corrientes inducidas, corrientes espurias o ser corrientes que se derivan de la conexión del conductor de neutro a tierra.

Los problemas de calidad de la energía eléctrica se relacionan con cualquier desviación de la tensión, la corriente, la frecuencia o con perturbaciones como contenido de armónicos, flickers, factor de potencia, transitorios, entre otros; que provoque la mala operación de los equipos de uso final y deteriore la economía o el bienestar de los usuarios; así mismo cuando ocurre alguna interrupción del flujo de energía eléctrica. Los efectos asociados a problemas de calidad de la energía son: Incremento de las pérdidas de energía, efectos negativos en la economía y la competitividad empresarial, incremento del costo, deterioro de la confiabilidad, etc.

El propósito de estas pruebas es eliminar riesgos por descargas eléctricas o por condiciones de funcionamiento anormales que pueden surgir debido a corrientes de falla o deterioro de componentes. Las medidas se realizan con el fin de verificar que hay una ruta de baja resistencia para las corrientes de tierra, todos los cables de tierra accesibles deben ser inspeccionados, y aquellos que están enterrados deben ser probados periódicamente.

Ningún sistema eléctrico es infalible para tener una confiabilidad del 100% y la incertidumbre está determinada por situaciones aleatorias, inusuales, de fuerza mayor o indeterminada, así se disponga de diferentes fuentes de respaldo de potencia eléctrica y se cumplan los reglamentos y normas técnicas aplicables.


El diagnóstico de problemas eléctricos, hace parte del mantenimiento preventivo para garantizar los altos niveles de confiabilidad y seguridad que requieren las empresas facilitando una mayor productividad.

 

CLIENTES

Trabajando juntos

chevrolet-logo-v2.webp

GENERAL MOTORS

enel-co (2)_edited.png

ENEL - CODENSA

logoelectronew.png

ELECTROHUILA

maqueta_main_logo.png

GRUPO ENERGIA DE BOGOTA